Sobre el uso de las escalas en la improvisación

Cuando estudiaba de pequeño, recuerdo que la misma profesora nos daba todas las asignaturas: matemáticas, lengua, sociales, dibujo, etc. Empezaba una materia y luego, ¡zas!, la siguiente. Y así durante toda la mañana. Ella presentaba la asignatura y nosotros, que tan sólo éramos 7 estudiantes, hacíamos lo que podíamos. Éramos una clase bastante común: diferentes clases sociales, diferentes personalidades, diferente situación familiar y, por supuesto, diferente aptitud para cada asignatura. Por aquel entonces yo tocaba la flauta dulce y la profesora, sabiendo que tenía facilidad, me preguntaba siempre la lección. Pero dependía de su antojo ya que era posible que no me preguntase en las asignaturas que mejor conocía y me sacase a la pizarra en las que era un completo desastre. Ella lo sabía y jugaba con la baza de saber quién era mejor en cada asignatura. Preguntando a unos y a otros hacía que no siempre se respondiera bien a la primera pero que tampoco estuviéramos demasiado tiempo parados en el mismo aspecto, pudiendo hacer pensar a muchos alumnos que no se había explicado correctamente la lección. Era un tira y afloja en el que ella sabía hasta dónde podía llegar y cuál era el mejor momento para preguntar a los mejores estudiantes de cada asignatura. Había momentos graciosos en los cuales un alumno de otra clase entraba castigado de otra aula. A veces la profesora le preguntaba pero el pobre se quedaba tan parado que en seguida respondía otro por él. Ése era nuestro día a día.

Parece curioso que después de tantos años me haya dado cuenta de que pasa exactamente lo mismo con la música y la improvisación. La profesora es el músico que acompaña y decide los acordes (asignaturas) que van a impartirse. Por otro lado, tenemos a los 7 estudiantes (notas de la escala) que, pese a ser los mismos para todas las asignaturas, harán que la respuesta a cada pregunta sea más acertada dependiendo de quién la responda. Hay notas acertadas para un acorde pero no para todos. Cada respuesta es especial porque depende de la asignatura.

Como profesores (improvisadores) debemos tomar conciencia de la asignatura que estamos impartiendo para elegir de entre todos los estudiantes a los que responderán como nosotros queremos o bien, preguntar a los demás y así conocer respuestas que nunca hubiéramos imaginado.

 

Anuncios

Tónica y fundamental

Que muchos guitarristas modernos (no clásicos) piensen que “tónica = fundamental” no es algo casual, teniendo en cuenta que uno de los métodos más extendidos en la guitarra moderna confunde dicho término en la traducción al castellano.

Leavitt fake

Improvisación de blues

Buenas a todos. Os dejo una pequeña improvisación que hizo una alumna de 8 años sobre un blues. Con ello me gustaría animar a todos los profesores a que trabajen estos aspectos de la música que tan necesarios son para el desarrollo del músico. En breve subiré un pequeño tutorial sobre cómo lo enfoco en las clases.

Un abrazo

XXXVII certamen de Bandas de música

Anoche tuve el placer de participar en el XXXVII certamen de bandas de música junto a compañeros y amigos en el Palau de la Música de Valencia. El esfuerzo mereció la pena y el premio fue poder compartir el escenario con todos ellos.

Mi pequeña intervención es en el LARGO de la película “Alatriste” de Roque Baños, minuto 39:40.

Captura de pantalla 2013-05-20 a las 17.02.41

http://www.diputv.dival.es/#/?videoId=ee0c3ad1-aba8-496f-af80-babca97a97a1

Más tarde, un servidor como presidente del Taller de música Jove y Enrique Barrachina como director recibimos el galardón, minuto 9:15.

Premio

http://www.diputv.dival.es/#/?videoId=23d4ff00-16d2-4350-8e5e-a50465662213

El proceso de tensión y resolución

El proceso de tensión-resolución o inestabilidad-estabilidad en música se puede conseguir de muchas maneras y en contextos totalmente diferentes. Veamos algunos ejemplos donde se hace uso de las suspensiones . Podréis encontrar muchos de ellos en mi libro de armonía:

Annihilator: Phoenix Rising (acompañamiento en el minuto 2:20).

Mateo Carcassi: Estudio nº3, op. 60.

Mariah Carey: Without you

Dishwalla: Candleburn

Porcupine tree: Collapse the light into earth

Un saludo y a seguir divulgando

Alfonso

¿Por qué únicamente el modo jónico y eólico?

Voy a compartir con vosotros una pequeña gran reflexión que leí en un libro y que más tarde añadí a mi libro de armonía sobre cómo el modo jónico y eólico llegaron a ser los más empleados en la composición. Nunca obtuve una respuesta fiable pero ésta me pareció muy sensata.

Cuando atendemos a la armadura, la tradición clásica nos dice que la obra puede basarse en la escala mayor (modo jónico) o en su escala relativa menor (modo eólico). Esto se debe a una tendencia cultural hacia la bimodalidad, es decir, el uso exclusivo de ambos modos como máximos representantes del carácter mayor y menor, excluyendo otras posibilidades. Esto puede ser debido principalmente a que: 

1) Todos los modos de la escala mayor poseen un trítono, que en cada caso se sitúa entre dos grados melódicos distintos. Sin embargo, el único trítono que se encuentra dirigido hacia grados estables del modo se encuentra, casualmente, en los modos jónico y eólico. Este hecho los hace ser idóneos para la composición, habiendo perdurado su uso hasta la actualidad. 

2) Los únicos modos que generan exclusivamente tríadas mayores o menores sobre los grados más importantes (tónica, subdominante y dominante) son el jónico y el eólico, respectivamente, por lo que parecen ser los mejores representantes del carácter mayor y menor”.

Sabiendo que estas palabras llegarán a muchos músicos, espero vuestras opiniones.

Un saludo

Alfonso